Rastreio por FIT

O cancro colorretal (CCR) é um dos cancros mais frequentemente diagnosticados. As boas notícias são que a incidência e a mortalidade do CCR podem ser significativamente reduzidas em caso de deteção precoce.

Os testes imuno-histoquímicos fecais (faecal immunochemical tests, FIT) são não invasivos e podem detetar sangue invisível a olho nu nas fezes. Dada a sua simplicidade, os FIT são atualmente considerados a melhor opção não invasiva para rastreio do CCR.

Invista um bocadinho de tempo na sua própria saúde realizando o FIT para prevenir ou detetar precocemente o cancro do cólon. Para mais informação, visite a nossa página de internet “FIT no rastreio” www.fitscreening.eu/patients

Bacterial meningitis

Pathogen:Bacteria →Gram-positive diplococci →Streptococcus pneumoniae
Transmission:Typically airborne – meningitis secondary to nasopharyngeal infection
Geographical range:Worldwide
Incidence:1.2 million infections per year

Historia

Varón de 53 años con dolor de cabeza, leve rigidez en el cuello y fiebre alta. Visitó a su médico de cabecera, que sospechó de la presencia de hemorragia subaracnoidea o infección cerebral aguda con peligro para la vida del paciente. El médico solicitó inmediatamente una punción lumbar para tomar muestras de líquido cefalorraquídeo (LCR). Una vez realizada la punción, se envió al laboratorio la muestra de LCR para que se investigase cuál podría ser la causa de aquellos síntomas que no desaparecían.

Patofisiología y diagnóstico de la meningitis

La meningitis es una inflamación aguda de las membranas protectoras que envuelven tanto el cerebro como la médula espinal. La inflamación puede ser producida por una infección vírica (la causa más común), bacteriana, fúngica, por protozoos y, con menor frecuencia, por ciertos fármacos. Dependiendo del grupo etario de la persona afectada, el tipo de bacterias causantes de la meningitis puede variar. En adultos, la Neisseria meningitides (también denominada meningococo) y el Streptococcus pneumoniae (neumococo) suponen en conjunto la causa del 80 % de casos de meningitis bacteriana. La meningitis puede poner la vida en peligro por la proximidad de la inflamación al cerebro y la médula espinal. En 2013, unos 16 millones de personas contrajeron meningitis en todo el mundo, lo que tuvo como consecuencia unas 300000 muertes (1).

La meningitis la causa un agente infeccioso que ha producido ya un foco de infección localizado en algún otro lugar del organismo. Entre otros, los posibles puntos de infección son la piel, el área nasofaríngea, las vías respiratorias, el tracto gastrointestinal y el tracto genitourinario. Las bacterias invaden la submucosa en estos puntos superando la respuesta inmunitaria del hospedador y accediendo al sistema nervioso por dos vías principales: por el torrente sanguíneo o bien por contacto directo entre las meninges y la cavidad nasal o la piel. En la mayor parte de los casos, la meningitis se produce tras la invasión del torrente sanguíneo por una bacteria presente en superficies mucosas como las de la cavidad nasal. A menudo sigue a infecciones virales que debilitan la barrera normal que ofrecen las superficies mucosas. Cuando las bacterias han llegado al torrente sanguíneo, acceden al espacio subaracnoideo en puntos en los que la barrera hematoencefálica es más vulnerable, como el plexo coroides.

Cuando el organismo intenta combatir la infección, los vasos sanguíneos se vuelven más permeables y permiten que fluidos y leucocitos pasen por las meninges y lleguen al espacio subaracnoideo. Este proceso genera la inflamación del cerebro, y puede acabar por reducir el aporte sanguíneo a ciertas zonas del mismo, lo que empeora los síntomas de la infección (2). En la meningitis bacteriana, la multiplicación de las bacterias, el aumento del número de células inflamatorias, las alteraciones en el transporte por membranas inducidas por citocinas, y la mayor permeabilidad vascular y membranosa prolongan el proceso de infección. Estos procesos son responsables de los cambios característicos que se producen en el LCR, en términos de recuento celular, pH, lactato, proteínas y concentraciones de glucosa en pacientes que padecen esta enfermedad.

Una punción lumbar y posterior análisis del LCR suele ser suficiente para confirmar o descartar la meningitis. En la muestra de LCR se determina la presencia y los tipos de leucocitos y hematíes, el contenido de proteínas y el nivel de glucosa. El tipo predominante de leucocitos indica si la meningitis es bacteriana (suelen predominar los neutrófilos) o viral (abundan sobre todo los linfocitos) (3), aunque no siempre suele ser un índice fiable al principio de la enfermedad. Es menos frecuente que exista un predominio de eosinófilos, lo que apuntaría a etiología parasitaria o fúngica (4).

Es también posible emplear otros tipos diversos de pruebas específicas para distinguir entre los distintos de meningitis. La reacción en cadena de la polimerasa (PCR) es una técnica ampliamente utilizada para la amplificación del ADN con el fin de detectar la presencia de ADN bacteriano o vírico en el líquido cefalorraquídeo.

Resultados de laboratorio

 

Interpretación del caso

El modo de investigación de alta sensibilidad XN para LCR desveló leucocitosis grave (2.770 leucocitos / µl) en el diagrama de dispersión del canal de diferenciación leucocitaria, con una población dominante de neutrófilos (NEUT%=96,8%) y aumento de la fracción monocitaria (MONO%=2,4%). El diagrama de dispersión también desveló recuentos en las áreas de células anormales en términos de monocitos activados (parámetro de investigación mono. act. 1 = 17 células / µl), detectándose varios tipos de macrófagos, como los eritrófagos, cuando estuviesen presentes.

Además del recuento enormemente elevado de leucocitos en esta muestra de LCR, el diagrama de dispersión RET indicó un recuento patológico de hematíes (= 1.000 / µl). Un aumento en el recuento de hematíes detectado en el LCR puede ser consecuencia de una hemorragia o de una contaminación por hematíes procedentes de vasos sanguíneos pequeños dañados durante el procedimiento de punción lumbar (punción traumática). A menudo resulta difícil diferenciar entre estas dos posibles causas sin un estudio suplementario del LCR como, por ejemplo, mediante la detección de xantocromía o por el nivel de ferritina. En este caso, un recuento de hematíes relativamente bajo detectado en el LCR puede ser consecuencia de una hemorragia o de una contaminación por hematíes procedentes de vasos sanguíneos pequeños dañados durante el procedimiento de punción lumbar (punción traumática). El elevado número de monocitos activados (macrófagos) en el canal del diagrama de dispersión, junto con la elevadísima pleocitosis y el predominio de neutrófilos era señal de una meningitis bacteriana aguda, y es probable que descartase una causa vírica o una hemorragia subaracnoidea. Se confirmó el diagnóstico de meningitis bacteriana por la observación morfológica de cocos bacterianos en los neutrófilos (Figure 1) y por la PCR positiva a Streptococcus pneumoniae.

Referencias bibliográficas

  1. Vos T et al (2015): Global, regional, and national incidence, prevalence, and years lived with disability for 301 acute and chronic diseases and injuries in 188 countries, 1990-2013: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2013. Lancet. 22 ago. 2015; 386(9995):743-800.
  2. Koedel U, Klein M, Pfister HW (2010): New understandings on the pathophysiology of bacterial meningitis. Curr Opin Infect Dis. Jun; 23(3):217-23.
  3. Tunkel AR, Hartman BJ, Kaplan SL (2004): Practice guidelines for the management of bacterial meningitis. Clinical Infectious Diseases. 39 (9): 1267-84.
  4. Graeff-Teixeira C, da Silva AC, Yoshimura K (2009): Update on eosinophilic meningoencephalitis and its clinical relevance. Clin Microbiol Rev. Apr; 22(2):322-48.

Parâmetros clínicos avançados

O nosso Glossário

Lista alfabética de termos científicos

Explore o nosso glossário

Wallpaper 2016

Growing your knowledge
Visite a nossa Academia
Aumente o seu conhecimento
Desfrute do nosso centro multimédia
Tudo
  • Tudo
  • Documentos
  • Podcast
  • Imagens
  • Vídeos
Veja o vídeo
Consulte a nossa coleção